3 Habilidades para el Éxito

Si bien podríamos hacer una larga lista de recursos, habilidades, conocimientos, etc para conseguir el éxito, de la índole que sea. Creo que hay 3 habilidades clave para conseguirlo. Y digo habilidades, por que no son simples características, sino que también son desarrollables por medio de la práctica correcta.

Lo primero es saber que significa el éxito para mí. Ya que sino, estaremos viviendo y cumpliendo el éxito que nos imponga nuestro jefe, nuestra familia o nuestro gobierno de turno. El éxito, es algo personal, se respira, se vive, como la sangre que corre por las venas, se siente como la tierra bajo los pies o como el calor del fuego en la piel. No es una meta, no es un destino, sino un estado y hasta no comprender esto, nunca lo alcanzaremos.

Ejercicio #1 – ¿Qué es el éxito para mí?

Escríbe en no más de 5 lineas lo que tu consideras que es el éxito en este momento de tu vida. Leelo en voz alta y siente tus propias palabras. Si es que logras sentir ese calor interior que te hace sentir exitoso, entonces eso es. Si no, entonces vuelve a intentarlo, inspírate antes de hacerlo.

Motivación

La primera habilidad para el éxito es aprender a estar motivado. Sin importar que esté sucediendo a nuestro alrededor. Si permitimos que la negatividad nos domine, entonces no tendremos la fuerza para superar los desafíos que tengamos delante nuestro. Y para eso hay muchas maneras de hacerlo, cada uno debe ser capaz de despertar la Automotivación necesaria para seguir adelante, para despertarse temprano, para acostarse tarde, para esforzarse un poco más, etc.

Nadie más que tu es el responsable de hacer esto y sin importar como lo hagas, debes hacerlo, es tu compromiso y responsabilidad número 1. Nada ni nadie, ni tu mismo deben cohartar tu motivación. Más que darles recomendaciones de como hacerlo, quiero darles preguntas necesarias para esto.

Ejercicio #2 – ¿Para qué quiero tener éxito?

Preguntate para qué quieres hacerlo. Si no tienes una visión, si no tienes un sueño, si no tienes al menos la esencia del aroma que persigues, entonces como vas a mantenerlo cuando todo se ponga dificil y la vida te de vueltas de arriba para abajo. Las personas exitosas, son recordadas por que apesar de todo, mantuvieron su motivación, continuaron a pesar de sus dudas y a pesar de que todo el mundo les decía que no, que era imposible, que era pésima idea.

Persistencia

La persistencia es sin duda, la habilidad más importante para conseguir todo lo que queremos. Para ser ese que queremos ser. La persistencia es un arte, porque requiere de otras habilidades y actitudes, como el esfuerzo, la paciencia, la fluidez, la inteligencia y astucia para que a pesar de posibles dificultades u obstrucciones que se presenten en nuestro andar, sigamos con la disciplina que nos hemos propuesto. Exige tener motivación, tener visión, tener agallas para ir más allá de nuestra zona de confort, ir más allá de lo que nunca hemos ido. Adentrarnos profundamente en la experiencia pura, sin conocimiento y a pesar de eso, continuar, incansablemente.

La persistencia es una habilidad clave y así como la motivación, es responsabilidad personal, aprender a desarrollarla. Un músico o un deportista sin persistencia, nunca lograrán sus sueños. Un científico, un emprendedor o empresario o simplemente un niño que quiere un futuro mejor para su familia, sin persistencia, no llegarán al destino que buscan.

Esto lo sabemos, pero muy en el fondo, tenemos pereza, nos distraemos con facilidad, nos excusamos y dejamos para otro momento lo que podríamos estar haciendo hoy. Nos aterra ser nosotros mismos, afrontar la adversidad que sea y persistir. Nos acomodamos, buscamos seguridad y vivimos de fantasías, «si fuera millonario…», «si viviera en otro país…», «si tuviera una pareja que me apoyara…». Buscamos pretextos para dejarnos estar.

Ejercicio #3 – Encuentra el vehículo correcto

Si ya sabes en que quieres tener éxito y ya tienes la motivación para comenzar, crea un plan de acción en donde establezcas cuanto tiempo a la semana vas a dedicarle a esto. Por ejemplo si fuera hacer ejercicio o tocar un instrumento, define 2 o 3 sesiones de 1 hora a la semana y comprometete por al menos 3 meses cumplir al 100%. Si lo logras, entonces estarás un paso más adelante. Poco a poco irás desarrollando más tu persistencia, resiliencia, paciencia, fluidez, astucia e inteligencia. Aprenderás a mantenerte automotivado, ya que verás que cada día será diferente y necesitarás el esfuerzo para comenzar como si fuera la primera vez. Se flexible y firme, ya que aveces las circunstancias nos obligan a modificar el plan, pero no puede volverse esto una excusa para no hacerlo, pase lo que pase, cumple con tu meta semanal.

¿Que pasa si no lo logro?. Persiste. Verás que hay una gran diferencia entre «intentar» y «hacer». Mientras la primera palabra solo describe una intención, la segunda, describe la acción misma.

[embedyt]https://www.youtube.com/watch?v=fktfTU5i22U[/embedyt]

Consistencia – Excelencia

Dar lo mejor de sí. Competir sólo con uno mismo. Saber que hoy tengo la oportunidad de ser mejor que el yo de ayer. Buscar la impecabilidad en nuestras acciones. No hacer las cosas por deber, por necesidad. Hacerlo porque a pesar de que estemos haciendo y para quién, hacerlo lo mejor posible. Eso es lo que ha caracterizado a culturas como la Germana y la Japonesa en su búsqueda de la excelencia y podemos ver como los productos que disfrutamos de ambos países, así como su arte, arquitectura, música, literatura y poesía, son reconocidas en todo el mundo. Y esta búsqueda incensante, no de la perfección, sino de la honestidad y pasión máxima que un ser humano puede vertir en todo lo que hace, es lo que nos diferenciará, es lo que nos traerá reconocimiento, es lo que nos llevará al éxito.

No se trata sólo de tener motivación y persistencia, sino que también, tener ritmo, ser consistente, buscar siempre mejorar, no conformarnos. ¿Si no diste lo mejor de tí, entonces como sabrás si podrías haber tenido un resultado mejor?. Si te decides a hacer algo, ¿Para qué hacerlo más o menos, cuando podrías hacerlo lo mejor posible?, Si no vas a terminar lo que comenzaste, ¿Para qué entonces comenzaste?, ¿Sólo para darte cuenta que eso no era lo que querías?, Comenzar es tan importante como terminar. Cada vida tiene un ciclo, las oportunidades no se presentan 2 veces de la misma manera y con las mismas circunstancias. El momento que vives, es irrepetible, el «ahora» no volverá. Entonces ¿Qué vas a hacer?.

Ejercicio #4 – Se impecable

Los Budistas nos ofrecen su sabiduría y nos hablan de que existen 3 dimensiones del actuar humano. Pensamiento, Palabra y Cuerpo. Y ser impecable significa serlo, en estas 3 dimensiones. Eso nos lleva a la coherencia y por consiguente, encontramos reciprocidad. Logramos los resultados que tenemos de acuerdo al grado de impecabilidad que hay en estas 3 dimensiones. Toma cada decisión y cada acción desde tu pensamiento, desde tu palabra y desde tu cuerpo. Entonces no habrá división, no habrá incoherencia, muy por el contrario habrá unión y realización, por que a pesar de que esta acción no haya sido lo que en el fondo estabas buscando. Habremos ganado experiencia, y nos habremos empoderado como para tomar otra decisión y emprender cualquier otra acción.

Coaching para el éxito

Si lo que has leido te parece significativo, te parece coherente y quisieras dar un paso más allá, puedo ayudarte, con mis servicios de Coaching, para que aprendas más sobre el éxito, para que descubras qué es lo que significa para tí, para que te empoderes y te mantengas motivado y logres persistir el tiempo necesario, dando lo mejor de tí, y así consigas los resultados que realmente mereces, en cualquier ámbito de tu vida. Profesional, personal, emocional, intelectual o espiritual. Porque en la magnificencia del ser humano, podemos lograr lo que nos propongamos y devolverle al mundo, tood aquello que la vida nos ha dado a nosotros, para estar donde estamos.

Escríbeme a coach@felixfuenzalida.com o deja un comentario en esta página y te contestaré a la brevedad posible.

Coaching de los 8 Pétalos

El 2016 ya comenzó y avanzará sin prisa. Cada uno de nosotros vivirá significativamente este nuevo año y de esta experiencia podremos reír, llorar, aprender, etc.

La actitud con la que vivamos este nuevo año y la claridad que tengamos de los diferentes aspectos de nuestra vida y de las metas que nos propongamos, definirán los resultados que alcancemos. Es por eso que es bueno durante los primeros 12 días de Enero meditar sobre estos aspectos, elegir nuestras metas y la actitud correcta, pase lo que pase, sin desistir, siempre con gratitud y apertura a las sorpresas que la vida nos deparará este año.

Toma una flor, elige un pétalo, pide un deseo y sóplalo al viento.

Es momento de soñar, es momento de imaginar. Plasmarlo en un dibujo, en tu agenda o en tu pared. Plasmarlo en un Plan de Acción. Y comenzar a trabajar por eso que deseaste!

En el proceso de Coaching de 8 Pétalos, te voy a ayudar a definir cada área de tu vida, que metas y sueños tienes, y a ponerlo en movimiento, en la acción, para que todo lo que deseaste sea concebido.

Somos los responsables de lo que hacemos y lo que proyectamos. No depende de nadie más que de nosotros mismos. ¿Para que esperar un año más a ir por tus sueños, si puedes comenzar ahora?

Escríbeme y atrévete a soñar, con los pies en la tierra, y la vista en el cielo.

ruedadelavida-06-06

 

Guía para lograr tus sueños el 2015

¿Qué te gustaría hacer el 2015?

¿Emprender, viajar, cambiarte de trabajo, casarte, divorciarte, disfrutar más la vida, hacer más deporte, pintar, escribir, aprender a tocar guitarra, declarar tu amor, ver a algún viejo amigo, meditar?

Las opciones son miles, y normalmente el tiempo nos alcanza para unas pocas. Poco a poco vamos logrando algunos de nuestros objetivos y vamos dejando otros de lado. Pero muchas veces no estamos haciendo nada que realmente queremos. Simplemente estamos en la misma vida de siempre, esperando ese momento en que nuestra economía mejore o que algún hijo termine sus estudios, o simplemente que haya menos frío o calor. Y esperando se nos va el tiempo, se nos va la vida y las oportunidades. Las prioridades van cambiando y lo queramos o no hay que elegir, y seguimos adelante.

Cuando fue la última vez que te miraste al espejo fijamente y preguntaste, ¿Quién es el que está ahí? ¿Que cambiaría hoy de mi vida? Podría ser algo físico o un sentimiento o emoción. Podría ser la forma en que me siento conmigo mismo y con mi vida y de la la misma manera, como me siento con los demás, con mi familia, con mis amigos, la sociedad y el mundo. ¿Qué cambiaría hoy mismo, si tuviera la oportunidad, como si fuera una hoja en blanco? ¿Con qué colores la pintaría?

alone-on-your-bucket-list-life-path

Para que no nos quedemos con más interrogantes aquí viene una guía de preguntas y acciones que nos ayudará a crear un 2015 tal y como más nos gustaría.

«En un año tenemos 365 oportunidades para ser felices, exitosos y lograr todo lo que nos propongamos».

La acción del día 1 se suma a la del segundo, y el tercero y así sucesivamente, y poco a poco vamos creando la realidad que tanto anhelamos. Tener consciencia de un propósito anual nos mantendrá motivados y con la determinación para superar todos esos momentos en que pareciera ir todo en nuestra contra. Ya que si fuera fácil, cualquiera lo haría.

Que mejor que comenzar desde el día 1 con unas cuantas estrategias y acciones predefinidas, para lograr todo aquello que nos planteemos. Es fácil, divertido y relativamente rápido. Es un espacio para uno mismo, que en un par de horas podemos al menos tener un cuadro de lo que queremos lograr.

8 pasos simples

1. Analiza que metas te propusiste el 2014, cuantas de ellas lograste y de 1 a 10 donde 1 es muy malo y 10 es excelente, evalúa tus resultados. No te vayas a frustrar porque llevas años obteniendo los mismos resultados o porque no conseguiste nada o casi nada.

2. Simplemente con ese resultado pregúntate: ¿Qué aprendí el 2014, de errores y éxitos?, ¿Qué podría haber hecho diferente?, ¿Cuánto tiempo, energía y recursos utilicé para alcanzar mis objetivos?

3. Deja el pasado atrás. Busca un lugar tranquilo, donde haya naturaleza, respira conscientemente un par de veces y comienza a visualizar que quieres hacer el 2015. Atrévete a soñar en grande, crea historia de cómo lo harías, aquí todo esta ocurriendo en la imaginación, por lo tanto no le pongas negatividad ni pesimismo. Date todo el tiempo que quieras para esto.

4. Toma una hoja en blanco, y escribe todas estas ideas locas que se te han venido a la mente. Traza lineas y conecta unas con otras, como un mapa de ideas. Simplemente deja que todo lo que había imaginado se plasme en el papel, con palabras claves, dibujos, etc. La sección de nuestro cerebro que se encarga de escribir es la misma que hace que el cerebro comprenda lo que es «real». Por lo tanto al hacer este ejercicio, estamos utilizando todo nuestro lóbulo frontal y su capacidad de crear e imaginar en conjunto a la parte del cerebro que vuelve real lo que pensamos. ¡Es importante saber esto, pues la mayor parte de nuestros proyectos y sueños no los conseguimos nunca, porque no los ponemos en el papel!

5. En una hoja nueva, toma las más importante, ponles una fecha tentativa, pueden ser los meses del año que te gustaría que eso se haya logrado. Si sabes que hay acciones que conllevan otros procesos, calcula más o menos y atrévete a ponerle una fecha o mes. Si lo cumples antes, increible, si no, no pasa nada, simplemente, re-diseñas tu plan. Recuerda que los planes no son para hacerlos una vez y dejarlos ahí botados, es importante revisarlos y evaluarlos periódicamente.

6. Escribe sub-acciones o metas secundarias que deben cumplirse antes de tu gran meta, como si fuera un árbol. Si puedes, ponles fechas como hiciste con las metas más importantes. Define colores específicos para cada rama, esto le dará carácter y un color que le dará fuerza.

7. Cuando hayas terminado esto, déjalo a un lado. Toma un té o café o simplemente un vaso de agua. Camina un poco y luego regresa. En una tercera hoja en blanco, dibuja algo, puede ser abstracto con miles de colores o figuras específicas. Date el tiempo que sea necesario, no pienses mucho, simplemente ten en mente que ese dibujo tendrá con sus colores y formas, ordenadas o desordenadas, realistas, oníricas o simplemente rayas que van y vienen, todo eso que escribiste anteriormente. Será el dibujo que representará tu 2015. Hazlo con mucha consciencia por que con la intención, emoción y energía con que lo hagas, será también como vivas el año que viene. De manera visible deja que el número 2015 se vea grande al centro de tu hoja para que no pierdas el foco. No es pintar por placer simplemente, sino que es pura consciencia y arte creativa en función  de tu éxito profesional, felicidad, amor y todo lo que anhelas.

8. Obsérvalo, tómale una foto con tu teléfono para que lo puedas ver cuando quieras durante el año, pon música que te guste mucho y celebra como si ya hubieras conseguido todo aquello. ¡Guarda todo y ya estás listo para abrazar el 2015 con tu dibujo y tu plan de acción!

«Se de las personas que hacen que las cosas sucedan».

Finalmente, esto podrías decir que es magia, pero en realidad es un juego y tómalo como tal, porque recuerda que los resultados de lo que hagamos el 2015 dependen absolutamente de la dedicación y energía que depositemos. La mayoría de las cosas no suceden mágicamente como un milagro, sino son el resultado de nuestras acciones. El dibujo y el mapa de ideas, son solo un recordatorio y por supuesto puede cambiar durante el año, tanto tus prioridades, objetivos y hasta incluso tu gran sueño.

Los invito a comentar, compartir sus experiencias y compartir este artículo si consideran que podría servirle a alguien que conozcan. ¡Feliz año nuevo!

Abrir chat